Reflexología podal I


De origen milenario, la reflexología podal es uno de las terapias más potentes que existen.

Tanto en los pies como en las manos, tenemos las terminaciones nerviosas pertenecientes a todo nuestro cuerpo.

Al trabajar directamente sobre manos y pies, conseguimos un doble efecto. Por un lado, relajamos la zona directamente, cosa necesaria pues, tanto los pies como las manos los tenemos muy "castigados" y sin cuidados. Por otro lado, a nivel reflejo, estamos ayudando a todo nuestro organismo a equilibrarse.

Cada zona del pie, o la mano, tiene un equivalente reflejo con un órgano o una zona concreta de nuestro cuerpo así, por ejemplo, si masajeamos el dedo gordo a nivel reflejo decimos que estamos masajeando la zona de la cabeza.

Esta terapia nos ayuda, en ocasiones, a descubrir posibles problemas de salud. Si notamos alguna zona inflamada puede deberse al propio pie, o mano, o que exista un problema en el órgano que hemos tocado indirectamente. Por eso en estos casos, solemos recomendar la visita al médico para descartar cualquier problema.

Aunque en ocasiones pueda producir un poquito de dolor.... Probadlo, es muy agradable y relajante.

1 comentario: